Organización

abuelo

España

En el 2008 por mediación de la Oficina de Flores,  Jaume Esteve Director de Mercabarna-flor y Roy Hornsveld entonces ocupaba el puesto de director en España para la Oficina de Flores comenzaron con la actividad, “Fiesta de los Abuelos” que tiene  el respaldo de Crecemos juntos, porque esta basado en la comparación que tiene la vida de los jóvenes y los mayores con las flores y plantas.

La primera actividad en el 2008 España

Juntos con más de 30 voluntarios del sector, respaldado además por la organización, Mercabarna-flor, AFMC y la Academia Rosa Valls, y con el principal patrocinador y impulsor la Oficina de Flores, se organizó un taller de flores y plantas en 3 colegios, más una guardería en las provincias de Barcelona y de Madrid. 1200 niños realizaron su trabajo con flores para sus abuelos y 500 abuelos acudieron a las aulas para presenciar la Fiesta de los Abuelos, donde al final de la jornada, se plantó un árbol en honor al primer árbol del bosque de futuro.
Después de 3 años sigue viva la iniciativa y con un nuevo apoyo en España por parte del grupo Disenverd, del cual viajó una delegación a Italia en el 2010, para presenciar personalmente la actividad y con el patrocinio incondicional de la Oficina de Flores, impulsamos la actividad de nuevo en el 2011. Actualmente cuenta la Fiesta de los Abuelos con varios embajadores.

Buscando más apoyo

Actualmente cualquier persona, fundación, organización, del sector verde o no del sector verde, está invitada a participar en esta iniciativa, que tiene como principal objetivo, reforzar los valores sociales y educativos hacia la naturaleza. Valores fundamentales para una sociedad sana. Contactar con rh@fiestadelosabuelos.es

Actualmente tenemos varios embajadores para la Fiesta de los Abuelos:

Don Félix Sánchez (Madrid)
Don Vicente Peris (Valencia)
Don Joan Roig  (Catalunya)

Carta de Don Félix Sánchez

El proyecto Fiesta de los Abuelos, creado por Roy Hornsveld, es hermoso, ilusionante y justoEs hermoso, porque nada puede compararse con ver crecer y formarse a un niño. Es ilusionante, porque nada puede compensarnos más que colaborar en la formación de los hombres de mañana desde los niños de hoy. Es justo, porque los abuelos que disfrutan entregando a los nietos todo su cariño y experiencia, necesitan sentirse queridos, y agradecen el reconocimiento a esa dedicación.

Una pequeña planta con el mensaje “AYÚDAME A CRECER”, sería la ofrenda ideal de reconocimiento. La planta, es un regalo que crece con el tiempo y tiene un gran paralelismo con el niño. Si una planta es tratada con cariño y la aportamos los nutrientes que necesita, calcio, fosfato, hierro, etc., se convertirá en un hermoso árbol. Un niño, al que los abuelos ayuden a crecer como persona, aportándole toda su experiencia, sabiduría, sensatez, prudencia,…, terminará convirtiéndose en un hombre cabal. Una planta puede servirnos de apoyo en la formación del niño, actuando como ejemplo en su desarrollo integral. Si enseñamos al niño a amar las plantas, conseguiremos un adulto no violento, que jamás incendiará un bosque. Que se haya elegido la fecha del 2 de octubre como Fiesta de los Abuelos, no puede ser más acertada ya que en ese día se celebra, en todo el mundo occidental, el día de los Ángeles Custodios o el Santo Ángel de la Guarda. Los abuelos son como Ángeles Custodios de esos niños que, en la sociedad moderna, pasan tantas horas sin la compañía de sus padres. En un proyecto de la trascendencia como este de Fiesta de los Abuelos, deberíamos implicarnos: padres, colegios, organizaciones relacionadas con el mundo de la enseñanza infantil, empresas conectadas con el sector de las plantas y cuantas personas tengan la suficiente sensibilidad para captar el alcance del proyecto.

Atentamente,
Félix Sánchez

El comienzo en Italia

La actividad “Fiesta de los Abuelos” y  “Festa dei Nonni” en Italia, viene en Europa a través de Italia. Hace doce años el proyecto se hizo posible gracias a la colaboración entre la Oficina de Flores y Franco Locatelli entonces presidente de la organización de los cultivadores Unaflor. Un grupo de personas formado entonces por, Franco Locatelli, Charles Lansdorp, Wim van Meeuwen, Arturo Croci y Roberto Alborghetti, formaba la espina vertebral para impulsar la nueva actividad.

La revista Okay, dirigida por Roberto Alborghetti coordinó el primer proyecto enfocado a los colegios. Roberto organizó un concurso nacional de poesía y dibujos para niños entre 7 y 14 años dedicado a los abuelos, debajo el lema “Una flor para ti” recibió más de 5000 poemas de todo los rincones de Italia. El objetivo principal fue enseñar a los niños algo más sobre flores y plantas y destacar la importancia de los abuelos.

Porque la fecha 2 de octubre

En el 2004 el presidente de la región de Lombardía empezó hablar sobre la importancia de los abuelos y anunció que el día 2 de octubre es oficialmente “La Fiesta de los abuelos”. El día 2 de octubre es una celebración católica del Santo Angel de la Custodia. La idea que le respaldó es que los abuelos también son angeles protectores en cuidados pero también en consejos sobre la vida a su nietos o a los niños en general.

Quien más colabora en Italia

Actualmente en Italia el proyecto contiene un amplio programa de actividades y aprobado por el gobierno central de Italia, como oficialmente  “La Fiesta de los abuelos”, está dirigido por Charles Lansdorp, director de la Oficina de Flores (Italia), aparte de su junta directiva se ha sumado a lo largo de los años varias personas y fundaciones que aportan un valor añadido al Día de los Abuelos. Un buen ejemplo es el músico Walter Bassani que ha compuesto la canción “Tu Podrás” una canción dedicada a los abuelos que se ha traducido también al castellano por Maria Lluisa Mateos. Si quiere colaborar en el proyecto se puede descargar la canción en ¡Tunes sólo con 0.99 ct de euro.

Otro ejemplo fue la iniciativa de  la fundación “I Felini di Tanja Kok” que participó con el patrocinio de Don Carlos Gnocchi y la fundación Champios for the Children de Clarens Seedorf en la publicación de una fábula. La fábula está escrita por Andrea Bassani, traducido al español por  Maria Lluisa Mateos y ilustrada por Paola Grova. La idea de editar una fábula fue de Charles Lansdorp  con el objetivo de involucrar aquellos mayores que no tenían nietos. El dinero recaudado por la venta se distinará a proyectos benéficos para los niños y/o mayores.

Un cordial saludo,

Roy Hornsveld
Impulsor del proyecto